En la Presencia de Heroes (Parte 2)

El usuario Méchtac nos permitió publicar su reseña del concierto de Dream Theater del 1 de marzo de 2008. Muchas gracias por tu aporte a la página! Con un...

El usuario Méchtac nos permitió publicar su reseña del concierto de Dream Theater del 1 de marzo de 2008.

Muchas gracias por tu aporte a la página!

Con un recital de dos horas y cuarto donde demostraron por qué son la banda de metal progresivo más reconocida en el mundo, Dream Theater visitó nuestro país por segunda vez. Santiago fue el puntapié inicial del “Chaos in Motion, South American Tour ‘08” y las cerca de 12.000 almas presentes en el Arena vibraron con el feeling y el virtuosismo de los neoyorkinos. Un show sin respiros, potente y lleno de emociones que rozó la perfección. A juicio de muchos, incluso mejor que aquél mítico debut en Chile el 2005.

Por Sebastián Flores M.

Poco más de dos años después de la esperada primera visita a suelo nacional, esa que batió records de público en la historia de la banda, Portnoy, Petrucci y compañia visitaban nuevamente la capital chilena en el marco de la gira promocional del “Systematic Chaos”, su más reciente producción de estudio. Aquella legendaria primera presentación del 6 de diciembre del 2005, pasaría a la historia de Dream Theater como el concierto con la mayor audiencia como headliners en su carrera. Esa vez, 20.000 personas repletaron la Pista Atlética del Estadio Nacional en una velada que marcó no sólo a los miles de asistentes, sino también a la banda, sorprendida y absorta de tanto cariño y afición hacia ellos.

LEE TAMBIÉN  Jacob Collier en Chile (2017): Energía y creatividad inagotables [CLSK Review]

Por eso, las expectativas para el concierto en el Arena Santiago tenían siempre como punto de referencia el anterior. Claro, aquella ocasión tocaron por más de 3 horas y ofrecieron una performance de primer orden, eso sin sumarle el increíble público que acudió a ver a una banda que esperaba hace largo tiempo en nuestro país. Parecía difícil que el 1 de marzo fuera mejor que el “evening” que ofrecieron en la gira del Octavarium, y no pocos -¡oh, hombres de poca fe!- acudieron con diminutas esperanzas en que se pudiera siquiera igualar el todavía fresco recuerdo del 6/12/2005.

El ambiente, además, estuvo también marcado por algunos factores externos al regreso de Dream Theater. Primero, los muchos conciertos que llenaban la cartelera de panoramas rockeros a comienzos de marzo. Los conciertos de Iron Maiden y Deep Purple pusieron en la disyuntiva a muchos metaleros que tuvieron que, ante los altos precios de las entradas y el escaso presupuesto de fines del verano, elegir entre uno y otro. Lo segundo, el cambio de recinto para el recital, desde la Pista Atlética al Arena Santiago. ¿Las razones? Dicen que la baja venta de entradas, que no igualó la del 2005, como tenía presupuestado la productora.

LEE TAMBIÉN  Sigur Rós en Chile (2017): Compositores de sueños [CLSK Review]

Motivos más motivos menos, al final fue para mejor. El Arena es un lugar con una acústica superior y más íntima, donde los ex alumnos de Berklee se sienten mucho más cómodos para hacer lo que saben, y la cercanía de la gente con los músicos le daba una onda mucho más cálida al evento. A eso se le suma que el público asistente estuvo integrado casi únicamente por “verdaderos” fans, los de corazón, que acudieron a este show pese a la inusitada oferta de recitales y a la escasez monetaria. Algunos por vez primera los verían en vivo, otros se repetirían el plato. Como sea, es evidente que en número este recital no igualó al primero, pero en garra y entrega es difícil precisar cual fue superior.

Para seguir leyendo la reseña al concierto, ingresa a
http://mechtac.blogspot.com/2008/03/dream-theater-en-chile.html

Sin Comentarios

Deja una respuesta

*

*

Próximos Eventos

201715dic19:00Criminal20 años 19:00 Teatro Teletón

201719dic20:30Snarky PuppyCulcha Vulcha World20:30 Cúpula Multiespacio

201820en20:00AislesDespedida del albúm 20:00 Cine Arte Alameda

Ver más eventos
X