CLSK Opinión: Una reflexión sobre la realidad del músico… chileno

Es tan delgada la brecha entre diferenciar preocuparte por algo que realmente quieres con algo que realmente amas. Si lo pones del punto de vista de la persona, versus...

Es tan delgada la brecha entre diferenciar preocuparte por algo que realmente quieres con algo que realmente amas. Si lo pones del punto de vista de la persona, versus una actividad, el común podrá pensar que siempre la persona es más importante que cualquier cosa que hagamos, pero, ¿qué pasa si no es así? ¿y si realmente lo que te apasiona no es tener a alguien a tu lado, sino que basta con lo que realmente te gusta?, quizá la diferencia pueda remitirse a la necesidad de afecto o lo que sea que se busque en alguien, pero puede que eso que amas te dé la suficiente satisfacción que necesitas o, en resumidas cuentas, todo lo que necesitas. La música es una de esas cosas que puede perfectamente llenar ese vacío de afecto.

Pensar además en diferenciar actividades, una por los logros tanto académicos como económicos que te reportará en el futuro, versus, la satisfacción de estar haciendo lo que realmente deseas a cualquier costo, puede hacer que tu mente divague una y otra vez al respecto sin llegar a una conclusión clara. La primera opción es, a vista fácil, la que mejor futuro te traerá: desarrollar una actividad laboral que remunerará lo suficiente para desenvolverte en esta sociedad hostil llena de sacrificios y altos gastos pecuniarios que deberás resolver, después de quizá haber pasado por una larga carrera que te permitirá todo aquello, sin ninguna duda al respecto.

LEE TAMBIÉN  Formas: una vuelta de tuerca para volver a lo esencial [CLSK Bandas]

La segunda opción, es la que muchos dejan de lado: permitirse ser feliz con lo que uno anhela para su futuro no siempre traerá consigo el bienestar estándar que la sociedad impone, lo cual se asimila directamente con la felicidad; no traerá aparejado una aceptación fácil de tu entorno o es muy posible que ellos simplemente rechacen cada proyecto que realices, por más interesante que pueda ser. A todo lo anterior se suma el complejo escenario que implica ser músico en nuestro país , debido a las infinitas puertas que se cierran frente al artista en desarrollo, dejando solo aquel espacio a los que la industria considera aptos y aceptables por asuntos netamente rentables.

Sin embargo, cabe preguntarse: ¿La comodidad estándar o la aceptación social es lo que se necesita para relacionarme con el resto y abusar de la palabra felicidad?, a mi parecer, no. Solo el estímulo que se requiere para un logro emocional favorable es atender a cuales son las necesidades reales que el ser interior necesita para estar en paz.

Es claro que alcanzar el equilibrio en cualquier tipo de circunstancias una tarea compleja, pero es lograble o, mejor dicho, medianamente posible. Para ello, se pueden tener dos opciones: vivir o al menos intentar vivir de lo que uno desea y quiere para su presente y futuro, o trabajar por ese objetivo y/o por lo que te permitirá alcanzarlo en algún momento, cuando tal vez la estabilidad económica y circunstancial lo permitan. Los dos caminos son altamente complejos y ambos con alto grado de incidencia a lo que respecta el elemento tiempo, el que lamentablemente se hace cada vez más escaso, tal como lo ilustra Roger Waters en el album Dark Side of the Moon:

The sun is the same in a relative way, but you´re older, shorter of breath and one day closer to death.

Si en los dos caminos logras una especie de equilibrio, te darás cuenta que no solo conseguirás el objetivo, sino también responder por lo que quieres y no simplemente dejarlo de lado, algo que probablemente te acarreará decepción.

LEE TAMBIÉN  Sonido forjado sobre el escenario: presentamos a RESINA [CLSK Bandas]

La clave es organizarte; cualquiera de las dos opciones son válidas solo si procuras entregar todo por ellas, a cualquier costo, a cualquier tiempo, a cualquier sacrificio. Olvidando que existe el mundo, el que solo será un recuerdo cuando logres tu objetivo, da lo mismo el resto, solo importa tu necesidad interior y si es con las personas que sientes que estarán contigo a pesar de eso, mejor aún; al acompañarse por aquellas que te estimulen, así como tú a ellos, el hacer, podrás encontrar la tan amada, basureada, odiada, pero muchas veces equilibrada, felicidad, aunque simplemente no la haya.

4 Comentarios en esta nota
  • Andres Lemus
    6 Agosto 2014 at 10:29
    Deja una respuesta

    El musico esta condenado. Lo etereo es lo amado. La locura es su aliado. El equilibrio es su quimera.
    Materialmente el instrumento es lo unico, es lo primero. Todo lo demas siempre e inevitablemente estara fundido en otra realidad que no es del completo entendimiento del musico. Los no musicos entonces somos el problema.

  • Rodrigo Esteban Soto Bastias
    6 Agosto 2014 at 10:52
    Deja una respuesta

    Cristobal Valdes Saldias

  • caro lina
    6 Agosto 2014 at 13:06
    Deja una respuesta

    Interesante! esto se puede extrapolar a la realidad del artista chileno en general 🙁

  • Emilio Martinez
    6 Agosto 2014 at 13:45
    Deja una respuesta

    Nicolas Echevarria Fernando Chocamadour Andres Sepulveda Hector Alalong Matias Lobo

  • Deja una respuesta

    *

    *

    Próximos Eventos

    201719oct21:00Mike Portnoy's Shattered FortressFeaturing members of Haken & The Neal Morse Band21:00 Cúpula Multiespacio

    201721oct19:00VenomSouth America Tour 201719:00 Teatro Teletón

    201721oct21:00Sepultura30 Años21:00 Teatro Cariola

    Ver más eventos
    X