Muse – Drones (2015) [CLSK Review]

Muse volvió a las pistas con Drones, su más reciente álbum lanzado a inicios de junio. Si bien el review viene con un poco de desfase, creemos que era...

Muse volvió a las pistas con Drones, su más reciente álbum lanzado a inicios de junio. Si bien el review viene con un poco de desfase, creemos que era necesario para digerir una placa que nuevamente hará discutir a quienes esperaban con ansias un nuevo trabajo de los ingleses, algo que también pasó con The 2nd Law, lanzado hace casi 3 años.

Sin realizar un análisis profundo, queda en evidencia que Drones inicia potentemente con “Dead Inside”, un hitazo que derrocha buen sonido y coquetea sin tapujos con el pop, obteniendo un resultado más directo y destacable si lo comparamos con “Madness”, presente en la placa anterior, uno de esos temas que a pesar de la polémica, el tiempo acaba por darles la razón.

Junto a “Psycho” logran muy bien la pega de ser pegajosas, directas y enérgicas, características necesarias para plantear el “regreso” de Muse a los sonidos más distorsionados y rockeros, entregando algo de conformidad a los seguidores que aún no entienden que muchos matices originales de la banda zarparon en aquel barco llamado The Resistance el 2009.

“Mercy” incorpora al disco una de esas “baladas” alegres, un corte que perfectamente podría ser parte de Black Holes & Revelations (2006), en reemplazo de la muy similar “Starlight”, aportando una veta introspectiva y sensible, pero no por eso sin carácter, la que deja un sabor agradable en los oídos; sin embargo, no te quitará el sueño.

Aún cuando el comienzo de esta placa no tiene muchos reparos que hacerle, es hasta la presentación de “Reapers” donde se deja ver el real aporte de este nuevo trabajo: sigue la línea y se perfila como uno de los mejores cortes de Drones, sacando a relucir nuevamente una faceta pop acompañada de tramos evidentemente rockeros, un riff potente y un ritmo contagioso y bastante fresco. El remate queda a cargo de una sección demasiado parecida a “Freedom” de Rage Against The Machine, al cual solo le llamaremos “tributo” en esta oportunidad.

LEE TAMBIÉN  The Neal Morse Band en Chile (2017): Un reencuentro muy necesario, pero problemático [CLSK Review]

“The Handler” es también otro de esos temas que marcan la pauta dentro de Drones, y que conjuga los elementos que hicieron de Muse una banda reconocida, retomando los sonidos primitivos e incorporando detalles electrónicos. Aquí se destaca una de las progresiones más interesantes del disco y que habla de la madurez que la banda ha alcanzado y de los ingredientes que pueden conjugar para llegar a un resultado óptimo.

Quizás no fue una elección adecuada dejar a “Defector” junto a “The Handler”, puesto que el carácter monótono propio del tema lo hace fácilmente descartable al quedar en evidencia que no se tomaron riesgos durante su composición, más allá de que sin mucho esfuerzo se te pegará en la cabeza. Por su parte “Revolt” padece de los mismos problemas, excepto por los cambios que la convierten en un corte bipolar, que encuentra el camino en su desarrollo, pero no lo suficiente.

Ya acercándonos al final, “Aftermath” es otro punto a destacar: una balada bella, sencilla e íntima que podría ir de la mano con “Blackout” (Absolution), en un contexto sinfónico menos relevante que el de esa canción del año 2003, donde la guitarra cargada de sentimentalismo ayuda a que esta pieza crezca a medida que avanza.

LEE TAMBIÉN  Vota por el "Disco Nacional del año 2016": Elegimos 5 candidatos para que ustedes decidan finalmente [Terminado]

Con un sonido inicial netamente “western”, y que perfectamente podría ser parte de una película de Tarantino, “The Globalist”, el corte más extenso de la placa, tiene un buen comienzo, y una evolución bastante épica, pero el cambio hacia el último tercio es demasiado abrupto dejando la impresión de que algo faltó, lo que da espacio a la sección centrada en el piano y los coros que ya son habituales en Muse.

Para cerrar todo, lamentablemente, “Drones”, el tema que le da nombre al disco, no ayuda a dar un buen cierre, gentileza de unas armonías vocales bastante soporíferas.

Decir que Drones es uno de los discos del año sería mucho, pero tampoco corresponde lapidar el más reciente trabajo de los británicos. El resultado es equilibrado y una correcta forma de revisitar un poco sus inicios, considerando la madurez que 20 años de trayectoria inculcan, junto a la incorporación de elementos nuevos, principalmente electrónicos que Muse ha abrazado abiertamente. Cuando los veamos en vivo en Octubre, quizás nuestra apreciación cambie un poco.

Y para terminar, este álbum, tal como algunas películas y dado el carácter cinematográfico que Muse le impone a sus composiciones, da la impresión de que debería tener un final alternativo, ¿o no?

Porque nunca está todo dicho,  este review no estaría completo sin los comentarios de nuestra comunidad. Los esperamos.

Un comentario
  • Jorge m/
    2 Julio 2015 at 15:47
    Deja una respuesta

    pienso muy parecido sobre el disco, no es el disco del año ni por si acaso, pero salva… y el cierre es sencillamente lamentable…

  • Deja una respuesta

    *

    *

    Próximos Eventos

    201725jul21:00Animals as Leaders + OctopusCiclo Santiago Fusión21:00 Teatro Nescafé de las Artes

    20179ago21:00AnathemaThe Optimist South American Tour 201721:00 Teatro Cariola

    201724ago20:00Testament + NileBrotherhood of the Snake Latin American Tour 201720:00 Teatro Caupolicán

    Ver más eventos
    X