CLSK Review: Eric Clapton en Chile, sólo se puede decir “Wonderful Last Night”

Prácticamente se cumplieron 10 años exactos de la última visita del reconocido Eric “Mano Lenta” Clapton, pero esta vez la presentación sería bastante diferente: el Estadio Nacional no estuvo “disponible”, lo que...

Prácticamente se cumplieron 10 años exactos de la última visita del reconocido Eric “Mano Lenta” Clapton, pero esta vez la presentación sería bastante diferente: el Estadio Nacional no estuvo “disponible”, lo que dio paso a que el inglés mostrara su show en el Movistar Arena, lo que resultó una buena elección al fin y al cabo, más allá de algunos problemas que, como siempre, comentaremos al final.

A las 19:00 en punto comenzó el espectáculo con la apertura de La Rata Blusera, junto el argentino con Miguel Botafogo, imponiendo una clase más que apropiada de blues, una dosis perfecta para animar a la audiencia ante la espera de uno de los más renombrados exponentes del género: fueron 35 minutos de un cuidado y muy buen sonido por parte de los teloneros. Punto para la producción.

Y así, después de una corta espera, y a las 20:13 minutos se apagaron las luces y el tranquilo público asistente desplegó el grito para recibir a una leyenda del rock: Eric Clapton volvía a Chile, pero a dar un show mucho más recatado. No sé si fue el cambio de lugar, el setlist o el paso de 10 años, pero el show se sintió completamente diferente, pero no en un mal sentido.

Suavemente inició el show con “Key To The Highway”, una tranquila canción que ha acompañado a Clapton desde hace mucho tiempo, dejando claro desde el inicio que el blues, incluso en su forma más original, es su fiel compañero.

“Tell The Truth” puso el toque clásico de Derek & The Dominos, banda formada por Clapton allá en los 70 y que es parte fundamental de sus shows. En este momento ya quedaba claro que Mano Lenta daría muestra de sus habilidades en cada uno de los temas, aún cuando en su último disco, homónimo, su habilidad con la guitarra pasa algo desapercibida. Se sintieron momentos de saturación, especialmente en las voces, pero el problema fue zanjado rápidamente. Pero un riff familiar saltó al escenario y otro infaltable en los shows del británico se hizo presente: “Hoochie Coochie Man” hizo de las suyas y el público estalló instantáneamente.

Pero más allá de haber interpretado un temazo, fue el siguiente el que entregó escalofríos a la concurrencia: “Old Love”, aquella joyita creada en 1989, demostró que toda la sobriedad con el público que pueda tener Clapton en el escenario, se compensa con una calidad increíble de transmitir emoción en cada una de las notas que salen de la guitarra. Los asistentes prestaron atención a cada uno de los detalles de este suave y estomacal tema. Más alegre y animado fue el momento con “Tearing Us Apart”, otra pieza ochentera algo desconocida por el público, donde se dejó ver la calidad vocal de las coristas que pasaron desapercibidas anteriormente.

Guitarra electroacústica en mano, Clapton toma asiento para darle nuevamente espacio a los origines del blues con “Driftin’ Blues”“Nobody Knows You When You’re Down and Out”, en una versión prácticamente igual a la interpretada en su “Unplugged” de 1992.
“Lay Down Sally”, una de las canciones favoritas del británico en la amiga Radio Futuro que alguien le diga a Pirincho Cárcamo que no la ponga tanto porfa, fue la siguiente, canción que el público inmediatamente reconoció y aplaudió como corresponde.

LEE TAMBIÉN  Prophets of Rage en Chile (2017): Un conglomerado de energía, rabia y protesta [CLSK Review]

Como es usual, llegó el momento de presentar algo alusivo a su último disco, y la elegida fue la desconocida por el público “When Somebody Thinks You’re Wonderful”, la que sirvió para mostrar alegremente ese estilo musical tan característico de las raíces del blues, por allá en los años 20 o 30 que, obvio, Clapton también domina.

Llegando a la mitad de la presentación, unos acordes comenzaron a emerger de la guitarra de Mano Lenta. Sin saber mucho lo que se venía, a lo lejos un fanático gritó ¡“Layla”! y la expectación creció como un reflejo: ese fan no se había equivocado, y uno de los temas más históricos del guitarrista sonó en el escenario, pero en una versión más oscura y lenta, algo así como el arreglo de la versión Unplugged, pero con instrumentos eléctricos, sin duda una joyita que ya debe andar dando vueltas por Youtube y otro punto alto de la cita en el Movistar Arena.

A esa altura estaba prácticamente todo dicho y el público estaba satisfecho. Es ahí cuando “Badge” resonó y es el momento cuando muchos se levantaron de sus asientos, para gritar algo durante la segunda pausa característica del tema, instante en que las luces y el sonido crecieron de una manera impensada, dada la tranquilidad previa del show. Pero había sólo un tema que calmaría las aguas después de esa festiva interpretación:“Wonderful Tonight” hizo un llamado al silencio y más de alguno presente hizo un puchero o simplemente le tomó la mano a su acompañante. Sin duda otro momento imperdible.

Y vuelve el blues con “Before You Accuse Me” y “Little Queen Of Spades”. Esta última fue sin duda la sorpresa de la noche, mostrando un blues en su forma más pura, ruda y visceral, donde los solos de teclado de Tim CarmonChris Stainton, estuvieron a la misma altura del artista principal: las respectivas ovaciones fueron más que espontáneas.

Ya empezando a terminar una noche redonda, “Cocaine”, en una interpretación sobria, vino a cerrar la primera parte del show, que ya estaba por terminar, algo que muchos no tenían en cuenta, puesto que una vez que Clapton salió del escenario la ovación que se sintió en el Movistar Arena fue bastante potente.

Unos minutos afuera y el regreso era inevitable. Una pausada “Crossroads” marcó el final de la velada, que terminó con un frío y rápido saludo del guitarrista. A pesar de que los aplausos continuaron acabado el show, no hubo una segunda vuelta. Llegadas las 22:00 las luces se encendieron.

LEE TAMBIÉN  Paul Gilbert en Chile (2017): una guitarra cargada de buena onda [CLSK Review]

Setlist, Eric Clapton, Santiago de Chile, Movistar Arena, Domingo 16 de Octubre de 2011:

01. Key To The Highway
02. Tell the Truth
03. Hoochie Coochie Man
04. Old Love
05. Tearing Us Apart
06. Driftin’ Blues
07. Nobody Knows You When You’re Down and Out
08. Lay Down Sally
09. When Somebody Thinks You’re Wonderful
10. Layla
11. Badge
12. Wonderful Tonight
13. Before You Accuse Me
14. Little Queen Of Spades
15. Cocaine

Encore:

16. Crossroads

Si bien fue un concierto correcto y sin imperfecciones, faltaron algunos detalles para que fuera una noche perfecta, pero no por ello un mal espectáculo, al contrario, fue una muestra cabal de que un maestro solamente debe saber hacer lo suyo para encantar a una audiencia expectante.

Hubiera querido que Clapton hiciera partícipe al público de su show; bueno, de eso se encargaron sus acompañantes, pero el británico, sin arrugarse y sin moverse en el escenario, demostró que son sus manos las que hacen la magia en sus shows.

Sobre su nuevo disco, creo que Mano Lenta debió aprovechar la oportunidad de interpretar “Diamonds” una balada digna del nivel de “Wonderful Tonight”, la que seguramente ahora, continuará algo oculta en su último disco para los chilenos.

Y para la producción, dos cosas: Si bien fue oportuno el cambio de recinto, pues el Movistar Arena se vio repleto incluso en esas localidades laterales al escenario, cuya efectividad para ver el show pongo en duda, debieron prever los problemas que se iban a presentar, puesto que mucha gente en sectores VIP quedó sin asientos (guaja), así que ahora aguanten los reclamos que son más que obvios. Y claro, la “cancha”. Una burla relegar a esa masa de gente al fondo del lugar, más cuando las “personas muy importantes” se mantuvieron de pie en varios tramos del concierto.

Pero bueno, más allá de las críticas, haciendo la raya para la suma, y aún cuando considero que el show del 2001 fue más efusivo y potente (más allá de que fuera en el Estadio Nacional) fue un evento redondo, sin sobresaltos, pero sin fallas considerables y muy íntimo, puesto que una leyenda en voz y guitarra estaba en el escenario. En su tranquilidad el público mostró su interés en no perder detalle de lo que ocurría. Y como es clásico en los shows deClapton, no solo de guitarra vive el hombre y mucho del espectáculo se hace de los otros integrantes de su banda, especialmente en los teclados, pero sin embargo extrañe una segunda guitarra que llenara un poco más el espacio que las teclas no pueden alcanzar.

Sin embargo, no queda más que decir, muchas gracias señor Eric Patrick Clapton, su clase y maestría solo es digna de un Dios. Claro “Clapton Is God”.

Foto: Radio Futuro

Un comentario
  • Eric Clapton Tour 2011 – Movistar Arena, Santiago (Chile) October 16, 2011 | Eric Clapton Music News
    19 Octubre 2011 at 15:26
    Deja una respuesta

    […] Reviews Emol.com Chileanskies.com […]

  • Deja una respuesta

    *

    *

    Próximos Eventos

    201725oct21:00AislesShow Íntimo21:00 Sala SCD Bellavista

    201729oct14:00- 23:30Megadeth + King Diamond + Rata BlancaSantiago Gets Louder - El Domo14:00 - 23:30 Movistar Arena

    201712nov20:00Anthrax + Assassin + ForahneoTour 201720:00 Teatro Caupolicán

    Ver más eventos
    X