CLSK Review: Linkin Park – The Hunting Party (2014)

Para empezar, vale la pena decir que este humilde editor esperaba un disco más pegajoso, como el típico álbum con temas que podrían aparecer en alguna banda sonora de una...
23651-linkin_park_the_hunting_party

Para empezar, vale la pena decir que este humilde editor esperaba un disco más pegajoso, como el típico álbum con temas que podrían aparecer en alguna banda sonora de una película taquillera, como lo es “Burn It Down” del disco Living Things del 2012. Pero no fue así, y tragándome mis propias expectativas, escucho con agrado un trabajo que te transporta directamente a los inicios de la agrupación; un sonido más potente y salvaje, con alocados riffs de guitarras y una batería marcada como en aquellos tiempos cuando la rompieron con Hybrid Theory (2000) y Meteora (2003).

Se trata de The Hunting Party, el último disco de Linkin Park que se compone de 12 temas, alcanzando una duración total de 45 minutos aproximadamente y que cuenta con participaciones destacadas, pero notándose claramente la ausencia de Rick Rubin en la producción, quien trabajó junto a la banda desde el año 2003. Los californianos asumen este riesgo presentando un sonido más agresivo con letras contestatarias, dejando de lado el camino electrónico que se venía explorando es sus más recientes entregas.

The Hunting Party parte con “Keys to the Kingdom“, marcada por gritos histéricos y una dura batería explorando un lado punk hardcore, pero que Mike Shinoda encamina por la senda del nu-metal con carisma y versatilidad. Con riffs intensos y característicos, “All for Nothing” te lleva nuevamente al sonido de Linkin Park, agregando la participación de Page Hamilton (Helmet) en el coro, lo que ciertamente resulta ser un aporte a la dupla BenningtonShinoda.

LEE TAMBIÉN  The Pineapple Thief - 'Your Wilderness' (2016) [CLSK Review]

Con una intro de casi minuto y medio de pura potencia “old-school”, y sumando a la legenda del Hip-Hop Rakim en el lo que será uno de los temas más extensos del disco, Guilty All the Same“, se mantiene por sus casi 6 minutos teniendo a Chester Bennington como artífice de toda la locura, dando paso a la calma en “The Summoning“, como si fuera indicio de lo que se viene. Y claro, en “War” se muestra toda la potencia y eficiencia punk, permitiendo a Brad Delson expresarse en un ferviente solo de guitarra.

Un sonido conocido da el puntapié inicial a “Wastelands“, donde un suave ambiente electrónico acompaña la efervescencia que Linkin Park ha presentado a lo largo del disco, siendo literalmente la mitad de este viaje. Si bien lo que sigue comienza similar a “Numb” (Meteora, 2003), “Until It’s Gone” trae consigo el electro-rock con sabor a cliché dado por las letras de Bennington; una fórmula bastante utilizada, pero que les da dividendos sin mayores problemas.

El euro-metal directo a las venas llega con “Rebellion“; gracias a la participación de Daron Malikian (System Of A Down), Linkin Park genera el tema más potente de todo el disco, gracias a su particular introducción que me recuerda a la de “Stockholm Syndrome” de Muse, decantando toda esa energía en un melódico pero no menos avasallador tema. Otra muestra de punk es “Mark the Graves“; corto, preciso, sin perder ese sello característico que a estas alturas es una marca propia.

LEE TAMBIÉN  35007 – 'Liquid': La banda sonora de tu viaje... al espacio [CLSK Recomendación]

Drawbar“, que incluye a Tom Morello, no tiene el resultado que uno esperaría de la colaboración del guitarrista con Shinoda y compañía, sin embargo, resulta ser una agradable y suave sorpresa, anticipo a lo que será “Final Masquerade“, una amigable transición con una base rítmica muy parecida al coro de “Leave Out All The Rest” de Minutes To Midnight del 2007.

Todo termina finalmente con la pausada introducción de “A Line In the Sand“, que si bien engaña al principio por la paz que conlleva, traerá de vuelta la fórmula conocida cargada de sintetizadores, guitarras afiladas y baterías apaleadas por montones.

En conclusión, es bueno volver a los inicios y los fans lo agradecen. Más instrumentos, menos electrónica. The Hunting Party  resulta ser uno de los mejores discos en lo que va del año, pero, mirando desde lejos, difícilmente podrán superar lo que Hybrid Theory dejó en la memoria colectiva, algo de lo que sufren muchas bandas que aparecieron en la misma época, sin embargo se nota la evolución y la madurez de una agrupación que ya tiene años recorridos y que han crecido junto a sus seguidores.

¿Qué te parece? ¿Estás de acuerdo? Tu opinión, como siempre, es más que bienvenida.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

*

*

Próximos Eventos

1abr12:00- 23:30Lollapalooza Chile 201712:00 - 23:30 Parque O'Higgins

2abr12:00- 23:30Lollapalooza Chile 201712:00 - 23:30 Parque O'Higgins

5abr21:00OpethGala Santiago Fusión21:00 Teatro Nescafé de las Artes

Ver más eventos
X