Mi fanatismo es superior al tuyo [CLSK Opinión]

¿Qué es ser fanático?, ¿existe una pauta de condiciones mínimas?, ¿un manual? La respuesta lógica está clara: NO. Pero si podemos referirnos a que NO es ser fan, cuando...
Público - Motörhead en Chile (2015)

¿Qué es ser fanático?, ¿existe una pauta de condiciones mínimas?, ¿un manual? La respuesta lógica está clara: NO. Pero si podemos referirnos a que NO es ser fan, cuando de bandas musicales se trata y, obvio, respecto de las disciplinas artísticas en general. Veamos:

No es fanático quien tiene todos los discos, ni el que ha ido a todos los conciertos de un artista y/o lo sigue por el mundo. Tampoco lo es quien corre y acampa frente a un recinto para conseguir una mejor ubicación, ni aquel que grita o canta más fuerte un tema durante el show. No son fanáticos esos que se desmayan en frente de un escenario.

No es fan quien tiene un disco firmado de puño y letra de un virtuoso, ni menos aquellos que tienen una o varias poleras del susodicho, un sinnúmero de fotos con la banda o su pieza empapelada con posters de todas sus giras.

Fanático no es aquel que no cuestiona nada, ni menos quien cambia su nombre o foto de perfil en una red social con una alusión a un personaje famoso en particular. Tampoco lo es ese que tiene ojos u oídos para solo un artista.

Ser fanático no significa saberse todas y cada una de las letras de las canciones y tampoco recitar de memoria los modelos de los equipos con que el artista interpreta los temas en vivo.

Si vamos más allá, tampoco es ser fanático quien sabe el nombre del gato del artista, y el que conoce cuántas calorías consume a diario.

LEE TAMBIÉN  Al público poco le interesa [CLSK Opinión]

Puede que no entiendas a qué nos estamos refiriendo, por ahora, ya que todos hemos llamado fanático a alguien que cumple varias de estas características, y siempre podríamos agregar otras a esa “lista”. Es al momento en que unos tienen a compararse con otros cuando viene el problema.

Si todo lo anterior no es ser fanático, ¿que si lo es? FANÁTICO es quien, de una u otra manera, siente una conexión con el trabajo del artista, en la medida que sea, donde sea y como sea. Punto.

Así de tajante. Entonces ¿Por qué decimos con tanta seguridad que “no es ser fanático”?, porque es imposible cumplir con todos los “requisitos” antes dichos. IM-PO-SI-BLE, anótelo. Pongamos un ejemplo: Un artista dará tres conciertos en tu ciudad o país y tú sólo tienes plata para una noche. Si la situación es más extrema, no asistirás porque ese día es el matrimonio de aquel amigo que consideras un hermano al otro lado del país, o, yendo más allá, está a punto de nacer tu primer hijo. Simplemente no puedes. Por ninguna razón podrías ser calificado de “mal fan” o “fan de cartón”, como les gusta tanto decir a algunos.

Puede ser que hayas hecho guardia toda una tarde frente al hotel del artista, sin conseguir siquiera un autógrafo, y otra persona se lo topó en la calle sin programarlo, tomó una foto con él y lo publicó en todos lados: ¿Quién es más fanático? Ninguno.

LEE TAMBIÉN  Del miedo a la liberación: la extraña consolidación de la nueva era en Pink Floyd [CLSK Opinión]

Si existe algo que siempre será inamovible e intocable es aquella apreciación propia, tu experiencia frente a un disco o una canción (que es lo que nos convoca, porque podríamos referirnos a cualquier forma de representación artística), que es la vía directa de comunicación entre un artista y sus seguidores, porque si no te gusta un disco, no lo escucharías, lo lógico sería no comprarlo y empezarías a dejar de ir a sus shows, adquirirías menos merchandising, etc.

Puede que tu artista favorito sea un pelmazo, pero es su música, su creación la que te cautiva y te deja perplejo, pudiendo obviar de cierta manera esa realidad. Esa conexión no tiene relación con ubicación geográfica, poder adquisitivo o demostraciones de furor varias; sólo existe y nadie es quién para cuestionar o, más bien, cuantificar al momento de ponerla en paralelo a la experiencia de otro. Menos aún cuando es en tono despectivo.

Finalmente, en la suma, todos somos simples y comunes seguidores de un artista, como se nos dé la gana y, obviamente, las oportunidades. En ese contexto nadie puede ser mejor que otro y cuando alguien se vanaglorie de su colección de tickets, firmas, discos y poleras, solo sonríe, haz oídos sordos y recuerda esta nota, o bien, puedes darle algo que leer a ese personaje. Tú eliges.

4 Comentarios en esta nota
  • Camila Campos Pincheira
    18 Mayo 2015 at 09:12
    Deja una respuesta

    Rodrigo cashhha

  • Luis R. Spencer Flores
    18 Mayo 2015 at 09:36
    Deja una respuesta

    Muy bueno!

  • Ricardo Rodriguez Lehyt
    18 Mayo 2015 at 09:46
    Deja una respuesta

    Extraña nota, pero estoy de acuerdo en algunos puntos. Sobretodo cuando algunas personas autodenominados “fans” o seguidores como ustedes dijeron, son incapaces de analizar objetivamente que su banda “favorita” en vivo suena pésimo ( y siempre te van a decir que han asistido al mejor concierto de su vida) o son incapaces de decirte que el nuevo disco de su banda es menos que regular y està destinado a llenarse de polvo como el menos escuchado de la colección. No porque te gusta demasiado una banda quiere decir que hagan todo perfecto y que no los puedas criticar, pero a algunos ” fans ( no fans ahora), les encanta ser ciegos ( y sordos.)

  • Jano Carajo
    18 Mayo 2015 at 10:10
    Deja una respuesta

    Buen articulo, pero este tema se ha tocado tanto en deporte como en la música y creo que por la red andan dando vueltas algunos estudios británicos que se han hecho al respecto, lamentablemente el fanático es una persona que no ve y no escucha nada que pueda resultar negativo o critico para el artista en este caso del cual es Fan, solo tiene sus sentidos para ese fin, porque sus estructuras mentales fueron modificadas por abc motivos y solo se rigen en base a un núcleo, por lo menos eso es lo que alcance a rescatar de lo que leí y escuche, hay un documental del People & arts que se hizo hace unos 4 o 5 años atrás que hablaba de lo mismo, y hacia alusión entre la diferencia de un Fan y un seguidor o Hincha, en breves palabras el seguidor era capaz de tener los pies puestos en la tierra , mientras que el fan vivía un mundo de fantasía, cuyo emperador es su ídolo…. eso… Saludos.

  • Deja una respuesta

    *

    *

    Próximos Eventos

    201722oct19:00Chick Corea & Steve Gadd BandEn Concierto19:00 Teatro Caupolicán

    201725oct21:00AislesShow Íntimo21:00 Sala SCD Bellavista

    201729oct14:00- 23:30Megadeth + King Diamond + Rata BlancaSantiago Gets Louder - El Domo14:00 - 23:30 Movistar Arena

    Ver más eventos
    X