Santiago Gets Louder 2017, ‘El Domo’: optando por el metal en altas dosis [CLSK Review]

El festival sumó una nueva versión en su historia, y nuevamente dejó felices a la audiencia nacional metalera
King Diamond Santiago Gets Louder (2017)
King Diamond Santiago Gets Louder (2017)

Un nuevo festival de Metal hizo aparición en nuestro país por allá en el año 2015, Santiago Gets Louder se hacía notar con un cartel espectacular y de inmediato se posiciona como uno de los mejores espectáculos de ese año. Con todo esto en la memoria colectiva del público metalero nacional, tuvimos que esperar 2 años para tener una nueva encarnación de este evento.

La antesala de Santiago Gets Louder

Tirano y Vimic fueron los encargados de brindar los primeros acordes mientras las poleras negras tímidamente comenzaban a teñir el Movistar Arena. Los primeros, una banda nacional de los noventa que el pasado 2016 terminaron un hiato de seis años, logrando así posicionarse como uno de los show de apertura para el festival. Vimic en cambio llega con la premisa de contar con uno de los guitarristas de Devin Townsend en Strapping Young Lad y el baterista de Slipknot, para no dejar indiferentes al público.

Temple, la banda de Walter Giardino (a quién veríamos más adelante liderando las 6 cuerdas en Rata Blanca) se adueña del Talavera Stage, con una excelente demostración de Hard Rock y con la genial presencia de Ronnie Romero, el chileno también a cargo de las voces de la nueva encarnación de Rainbow liderada por el gigante Ritchie Blackmore.

Rata Blanca por su parte ya tiene un público arraigado en nuestro país, vienen pasando por nuestras tierras desde hace 25 años y siempre han tenido buena recepción; en esta oportunidad, con el Movistar Arena ya a medio llenar, pudieron dar un set compacto pero bien seleccionado para hacer corear a los asistentes cada una de sus liricas, sobre todo en la parte final del concierto cuando comienzan a sonar los acordes de “Mujer Amante”, el favorito de la fanaticada.

Una de las propuestas más interesantes resultó ser Ego Kill Talent: la agrupación brasileña presentó un show lleno de energía y buenos riff, pero aun así fue una de las presentaciones con menos asistencia, posiblemente a que el cierre estaba fijado a una hora muy ajustada al show de King Diamond. Esto fue una lástima debido al nivel musical que mostraron, si bien el audio estaba algo saturado, a medida que avanzaba el espectáculo los problemas se fueron solucionando y la banda tomaba confianza, con coros pegajosos, quiebres a veces rayando en lo más progresivo y una batería a ratos con desmesurada potencia encantaban a los que se quedaron a verlos. Sin duda una banda a tener presente.

Ego Kill Talent Santiago Gets Louder (2017)

Ego Kill Talent Santiago Gets Louder (2017)

King Diamond y la teatralidad necesaria en el Heavy Metal

El Movistar Arena ya estaba repleto. Cuando las luces se apagaron comenzaron a sonar los acordes de un verdadero clásico: “The Wizard” de Uriah Heep daba inicio a una obra teatral liderada por Kim Bendix Petersen, alias King Diamond. Junto a él Grandma en su silla de ruedas nos invitan a adentrarnos en este viaje al universo del gigante del Heavy Metal y su deuda pendiente de visitar nuestro país como solista, ya había venido previamente con Mercyful Fate. Con esta premisa tenía merito suficiente para ser uno de los números principales del festival Santiago Gets Louder.

LEE TAMBIÉN  'Magma Acoustique': los franceses confirman show en formato desenchufado en Chile

Con una escenografía tétrica y actrices sobre el escenario se materializaban las liricas de este Halloweenesco espectáculo, toda una obra de teatro que maximiza un golpe que con la música ya es lo suficientemente potente para dejarte aturdido, tal y como lo deja ver “Welcome Home” y “Sleepless Nights” sonando con una furia impresionante.

King Diamond Santiago Gets Louder (2017)

King Diamond Santiago Gets Louder (2017)

Hubo un momento en que la iluminación presentó problemas y la correspondiente incomodidad: un resplandor claro se queda apuntado sobre el escenario, cuando King Diamond lanza una broma diciendo “no puedo continuar, me derrito como una bruja”, además aludiendo a que su show de luces es espectacular y para eso fue lo que pagaron los asistentes. El personaje se retira del escenario hasta que después de varios minutos el problema se soluciona dándole la razón al artista. Es que lo visual tiene un papel protagónico al igual que todos los elementos no musicales que podemos notar.

“Melissa” y “Come to the Sabbath” cierran el primer set con la impronta de ser verdaderos clásicos de Mercyful Fate que encienden aún más a los asistentes, quienes a estas alturas ya estaban completamente inmersos en este cuento de terror, aunque lo mejor estaba por venir.

Resulta que la segunda parte del espectáculo fue el legendario Abigail (1987) en su totalidad, “Arrival”, “The Family Ghost”, la coreada “Omens” y la homónima “Abigail” sacaban el máximo provecho del falsete que hizo famoso al cantante danés, capaz de destrozar todas las ventanas de una catedral si lo quisiera en serio.

Completísimo, desde donde se mire (y se escuche), el espectáculo dejó a los asistentes con una sonrisa de oreja a oreja, un viaje espeluznante al corazón de un género que no muere, llevado a cabo de la forma más prolija posible. Al parecer el tiempo no deteriora a King Diamond, incluso considerando los problemas de salud que tuvo recientemente, y esto es gracias a su puesta en escena la cual se encarga de decirnos que aún le quedan años de buena música y buenos shows.

Megadeth y la fórmula que no envejece

El Domo, como llamaron al recinto para este evento, tuvo que esperar una hora para vibrar con música nuevamente, mientras los asistentes extenuados después del número anterior salían a hidratarse y descansar las piernas y los pocos cuellos que quedaron íntegros.

LEE TAMBIÉN  Queens of the Stone Age regresan a Chile: Ya comenzó la venta de entradas

A las 21:45 hrs., las luces se apagaron nuevamente para apreciar una introducción con imágenes al más puro estilo Ciberpunk, dando paso los primeros acordes de “Hangar 18” del Rust in Peace (1990): la respuesta es inmediata y desde cancha se disfruta como si hubiera sido el primer show de la jornada, “Wake Up Dead” y “In My Darkest Hour” sacan a flote los Mosh Pits y las primeras bengalas.

King Diamond Santiago Gets Louder (2017)

Megadeth Santiago Gets Louder (2017)

A pesar de que la gira que los trajo nuevamente a Chile es en marco del disco Dystopia (2016) pudimos escuchar tan solo dos cortes de este trabajo: “The Threat Is Real” y la homónima “Dystopia”, dejando el resto del set cargado a los clásicos. Tal fue el caso con “Dawn Patrol” con una introducción extendida de bajo y batería que fue un verdadero trance.

Con el público Eufórico y participativo, Dave Mustaine jugueteó con los coros y disfrutó cada segundo del show, aunque siempre se notan estáticos, fieles a hacer su trabajo, esta fue una muestra más de que el show de Megadeth es una fórmula ganadora, asegurada y probada con los fans nacionales, ejemplificada en las tantas visitas que han tenido en nuestro país.

Sigue avanzando el set y la banda suena como cañón: “A Tout Le Monde”, “Mechanix” y la infaltable “Symphony of Destruction” nos invitaban a disfrutar con energía cada momento y el público respondía como corresponde. La banda dejó el escenario pero nadie en el recinto se movió, anticipando el gran cierre con su clásico de clásicos: el broche de oro, “Holy Wars…The Punishment Due”, hizo explotar el Domo y una nueva bengala se encendió para brindar el ambiente perfecto a este apocalíptico embate que no dejó ningún cuello sano.

Megadeth Santiago Gets Louder (2017)

Megadeth Santiago Gets Louder (2017)

Santiago Gets Louder nuevamente pasando la prueba con nota alta

Al final, después de la polémica que generó el público cuando se reveló el cartel del evento al compararlo con su antecesor versus lo que fue el festival en realidad, nos demuestra que la música en vivo siempre se disfruta: es más que solo bandas, se trata de la experiencia, el buen sonido y las puestas en escena son las que logran que estos espectáculos mantengan viva la esencia del metal. Al final mantener la mente abierta te puede dar sorpresas como pasó con Ego Kill Talent, o reafirmar las propuestas de consagrados como King Diamond y Megadeth. Con esto en mente esperaremos ansiosos la nueva encarnación del Santiago Gets Louder, aunque, ojalá que no tarde dos años más.

Santiago Gets Louder 2017 Movistar Arena

Santiago Gets Louder 2017 Movistar Arena

Fotografías gentileza de Lotus Producciones

2 Comentarios en esta nota
  • Claudio
    1 Noviembre 2017 at 10:28
    Deja una respuesta

    Muy buen review sobre todo de las 2 principales bandas. King Diamond estuvo sólido y un sonido espectacular (el escenario fue muy buen descrito en el review). Habrá que poner oreja a Ego Kill Talent ya que por el motivo que indicaron yo también los vi muy poco.

  • Alfredo Puyol
    2 Noviembre 2017 at 00:16
    Deja una respuesta

    Yoooo Soyyyy Juaniiiiiitoooo!

  • Deja una respuesta

    *

    *

    Próximos Eventos

    201721nov20:00Accept + Barón RojoHeavy Metal20:00 Teatro Cariola

    201723nov21:00MagmaThe Endless Tour Part 321:00 Teatro Nescafé de las Artes

    201724nov20:30MagmaMagma Acoustique20:30 Sala Claudio Arrau - Teatro Municipal de Santiago

    Ver más eventos
    X