CLSK Opinión: Vinilos, un romántico retorno

Ya no es de viejos andar buscando o intercambiando vinilos con tus amigos, todo lo contrario, es algo que desde hace unos años atrás se ha convertido en un “nuevo”...

Ya no es de viejos andar buscando o intercambiando vinilos con tus amigos, todo lo contrario, es algo que desde hace unos años atrás se ha convertido en un “nuevo” modo de atesorar la música. Antes de continuar, es bueno tener en cuenta que existe una gran diferencia entre nuestros abuelos y nosotros: ellos no tenían opción a otro medio de reproducción, en cambio hoy en día, teniendo tantas alternativas a disposición, aun así es preferido.

Si estás aburrido de perder CD’s, de prestarlos y que desaparezcan en un hoyo negro o que algunos de ellos terminen siendo el posa vasos del copete de tu amigo, te invito a que te inicies e incursiones en este mundo del LP. A modo de advertencia, deberás asumir que no es algo barato, pero cada vez hay más tiendas que buscan competir con mejores precios y mayor repertorio. Obviamente no faltan lo que abusan y cobran un excesivo precio, por lo mismo te recomendamos que realices tus propias importaciones o busques en las ferias libres y persas.

No faltará la pregunta inquisidora del ¿por qué pagar por un vinilo si puedes escuchar esa misma música online? A preguntas válidas, respuestas igualmente válidas. Sin dar tanto titubeo, lo más probable es que respondas con el corazón y no con la cabeza, diciendo algo sentimental y menospreciando la calidad del streaming. La verdad es que esto no se trata de derechos de autor ni nada de eso, se trata de querer palpar el arte de la música. Suena cursi, pero a algunos no les basta con ir a un concierto o tener la polera groupie, necesitan calmar sus pasiones con un objeto de colección.

LEE TAMBIÉN  Del miedo a la liberación: la extraña consolidación de la nueva era en Pink Floyd [CLSK Opinión]

Un hecho innegable es que el cuidado que tienes con tus CD’s lo debes multiplicar por 5 cuando se trata del disco de vinilo. Lo positivo de esto es que al ser un objeto que por su carga histórica, por parecer una reliquia ya impone respeto y se te hará más fácil guardarlo para poder tenerlo a posteridad… es de esas cosas que uno piensa melancólicamente querer dejar en herencia.

Si hablamos de calidad del sonido, sin duda el vinilo te entrega cada uno de los detalles que la sala de grabación captó, junto con ese gusto rasposo y sucio que a algunos les incomoda porque prefieren lo limpio y perfecto que nos entrega el formato digital. La verdad es que no hay gran diferencia entre uno y otro, para nuestro precario oído ambas tecnologías son similares en calidad. A pesar de esto, hay algo en esas pelusas pegadas y en la textura del acetato que te sensibiliza y conmueve hasta el último pelo… es lo que popularmente se llama “sonido cálido”. Recuerda que el vinilo es uno de los medios más fidedignos y puros inventados por el hombre en cuanto a reproducción del sonido se trata.

LEE TAMBIÉN  Al público poco le interesa [CLSK Opinión]

La durabilidad del vinilo dependerá de cuántas veces lo reproduzcas, sí, suena catastrófico, pero lamentablemente se desgasta el material; de la calidad de tu aguja, procura que sea de buen material para que no arruine la superficie y no genere ruidos innecesarios; del cuidado que le entregues y de cómo los almacenes (humedad, luz, no superponerlos). Si tienes buenos hábitos y eres un nazi del cuidado, ten por seguro que durarán más de 200 años.

Estamos siendo testigos de este romántico retorno al pasado donde la música en grandes formatos volvió, donde tienes que sentarte y tomarte el tiempo de escuchar música, de dar vuelta el vinilo, de coleccionar música y el arte del disco. Ahora la pregunta es: ¿esto es un retorno o no es más que un fetiche de pocos?

12 Comentarios en esta nota
  • Marcelo Gormaz
    4 Agosto 2014 at 09:48
    Deja una respuesta

    El vinilo se puede abordar desde varias dimensiones. En cuando a la profundidad de la audición, se establece un compromiso con la obra integral (de principio a fin) y no se “pincha” y aprecia de manera fragmentada como es la tendencia hoy al tener un infinito de opciones vía Web.

    Con respecto a la calidad del sonido, es superior el “aire”, el “peso” que brinda al escuchar en un buen equipo. He tenido experiencias con Slayer; Opeth; Los Jaivas; Frank Sinatra y años atrás……Julio Iglesias. Sonando impresionante.

    Comprarse una tornamesa “básica” puede costar desde las 120 lukas, pero armar la colección: una vida. Y creo que las nuevas generaciones no tienen tiempo para ello, no obstante que el “revival” viene de la Música Electrónica donde deduzco que hay más recursos para la auto-gestión. Y un público cautivo con el que se recupera la inversión.

    Ahora mi pregunta es: ¿Cuál es la diferencia, a partir de una digitalización, entre reproducir un vinilo en tornamesa y escucharlo traspasado a un CD?¿El oído humano logra apreciar esos rangos de frecuencias que supuestamente se pierden con el CD o con el reproductor o con los parlantes?

    Slds.

    • Andres Lemus
      4 Agosto 2014 at 12:02
      Deja una respuesta

      Hola Marcelo, tu pregunta es excelente, para crear un vinilo puramente analogo debio hacerse la grabacion de las pistas con maquinas analogas, cosa que ya es poco comun, aun asi la reproduccion en vinilo genera ondas sinusoidales, que otorgan suavidad y calidez al sonido reproducido, mientras que el sonido digital genera ondas cuadraticas que logran una claridad impresionante, cualquier ing. en sonido te dira que una grabacion en 32 bits/192 kHz no tiene comparacion con una grabacion analoga.
      En definitiva termina siendo un tema de gustos, de como disfrutar la musica y como atesorarla.
      Pero me quedo con la pregunta que me hizo un antiguo profesor de apreciacion de la musica… Tu oidos son digitales?

      • Marcelo Gormaz
        5 Agosto 2014 at 17:34
        Deja una respuesta

        Gracias por tu respuesta, Andrés.
        Hay que sumar a este trayecto el equipo en que se reproduce y los parlantes involucrados.
        Al respecto ¿los nuevos equipos de música se están diseñando para sonar “digitales”? Porque los equipos noventeros que están todos abollados en casa, los “carne de perro” con la bandeja de CDs trabada….. me atrevo a decir que suenan mejor.

        Slds.

  • Valeska Paulina Navea Castro
    4 Agosto 2014 at 09:56
    Deja una respuesta

    Ya es parte inseparable de nuestra cultura el apostar por la colección del fetiche; pero mas que un problema, ha sido parte de la nostalgia del objeto físico que se ve acorralado de críticas en la era digital.
    El libro y el vinilo ven en el fetiche y en el retorno del melancólico una guarida que por moda o no, nos permite salvaguardar la producción cultural.
    Excelente opinión mi estimada 🙂

  • cristian lizama
    4 Agosto 2014 at 11:38
    Deja una respuesta

    Excelente opinión, te lo dice alguien que recién se compro su primera Torna..

    saludos

  • Gustavo Guzano Mejías
    4 Agosto 2014 at 12:51
    Deja una respuesta

    El clásico y poco aceptado “sonido de fritura” unido a la vez con la impresión de las ondas sonoras en la placa de acetato, son sin duda la reproducción más fiel y cercana de cualquier instrumento musical existente. Con unos audífonos de rango aceptable y quizás, apreciando el incómodo silencio, dentro de una cámara anecóica acompañado de un brebaje a elección; o en fina compañía de pares que sepan apreciar la calidez de un buen vinilo (artista a elección del público), es uno de los momentos más gratos en esta efímera vida; revivir los grandes conciertos de la burguesía de las Europas, el dinamismo de los autores antiguos, la vanguardia de los más osados, los pródigos y los mejores conciertos a elección del oyente…es revivir cada vello erizado en los minutos exactos de aquél concierto memorable de X artista.
    Muy buena columna de opinión y con conocimiento de causa. En una próxima entrega podrías complementar con tips de tiendas, o al menos citar las más conocidas para que los neófitos en el tema se vayan curtiendo.

    Saludos 🙂

  • Felipe Lopez Æ
    4 Agosto 2014 at 15:02
    Deja una respuesta

    Hola, desde mi perspectiva los vinilos son el pináculo dentro de la música materializada, donde son inalcanzables para un humilde cassette y un manoseado cd. Apunto también el palmario artístico derivado del lugar espacio/fisico que ocupará al lado de su dueño, como una mascota embalsamada que nunca murió y que estará siempre ahí para que la comentes, juegues y compartas.

  • Pablo Raising Jofrè
    4 Agosto 2014 at 21:51
    Deja una respuesta

    Notable artículo!!

  • Jorge m/
    5 Agosto 2014 at 09:25
    Deja una respuesta

    son la zorra los vinilos!!! a mí me gusta comprar esos de segunda mano, que grlte. son del año de edición del disco… me impactó escuchar discos que ya tienen más de 40 años y suenan como los dioses!!!!

  • Felipe Lopez Æ
    7 Agosto 2014 at 19:00
    Deja una respuesta

    Ahora resulta que tener vinilos es de hipsters, linda la custión.

  • Kraftwerk Disqueria
    8 Agosto 2014 at 13:45
    Deja una respuesta

    Descripción precisa en este gran comentario. Solo me atrevo a agregar para mayor abundamiento que; un vinilo construido desde una fuente analoga tiene una “gordura” en su sonido, o “aura”, o “calidez” como le quieran llamar que corresponde a 5 armónicos. Que es esto?

    Son los componentes de un sonido que se definen como las frecuencias secundarias que acompañan a una frecuencia fundamental o generadora, por tanto el armónico de una onda es un componente sinusoidal de una señal. Su frecuencia es un múltiplo de la fundamental.

    Los armónicos son a su vez, los que generan el timbre característico de una fuente de sonido (ya sea una voz humana, un instrumento musical, etc.). Son los que permiten diferenciar un tipo de instrumento de otro, o reconocer el timbre de la voz de una persona.

    Cuando se ejecuta una nota en un instrumento musical se genera una onda de presión de aire. Esta onda sonora está acompañada por una serie de armónicos, todos prácticamente inaudibles, pero que le dan al instrumento su timbre particular. Cada armónico de esta serie tiene una amplitud (volumen o fuerza del sonido) diferente. Por ejempo en el clarinete son más fuertes los armónicos impares (el 3º, el 5º, el 7º, etc.).

    Bién, comparativamente, estos 5 armónicos bajan a 3 en un CD grabado en 24 Bits que son los registros que solo hacen algunos sellos muy destacados en Europa, USA y Japón. El resto es seguro muy por debajo de esa calidad y por supuesto de producción y precio más bajos. Lo mismo ocurre hoy, con la enorme y explosiva producción de titulos en vinilo. Solo la menor parte de la oferta actual corresponde a registros en vinilo hechos desde una fuente Análoga y que va a compañado además de lo que algunos conocen como el “corte” del vinilo en su fabricación y que solo fabrican, nuevamente, algunos destacados sellos en el mundo, siendo la mayoria de la oferta actual (vinilos nuevos) provenientes o desde una fuente original digital en cuyo caso mejor escuchar el CD o, y ojo con esto, una copia recogida de un compact ( … no hablare de la desconocida calidad de ese compact..) fabricada a pedido del o los interesados, por ejemplo en Mexico y otros lugares en donde nunca antes de la llegada del compact se fabrico vinilo alguno.

    Que es un fetiche? Creo que lo es para muchos de nosotros, tomando no solo en cuenta lo anterior que considera que cuando hablamos de Música…de escuchar Música, necesariamente hablamos de TODO EL SONIDO que contempla todos los detalles sonoros y acústicos de esto, sino que además y como un todo, el Arte gráfica y la información impresa en ellos que siempre fué conceptuada para este tamaño y que se amoldó al tamaño del CD, perdiendose en la gran mayoria la mágia de esto, semejante a tener un libro en las manos, con su peso, olor y tapas y que al leerlo, cada ciertas páginas había una ilustración espectacular que te impulsaba a continuar leyendolo hasta el final, o escuchando en este caso hasta el final. Finalmente única forma de recibir y guardar toda la información en el Codex de cada quién.

    Que si será para pocos mañana todo esto? quién sabe. Lo que si se es que el Vinilo nunca desapareció como formato para muchos y mientras estemos sobre este mundo, seguramente nunca lo hará. Esperemos que este resurgimiento que hoy inunda con su magia a muchisimos más, se quede en muchos de ellos para siempre como el completo tesoro que es si se atiende y entiende con el tiempo, lo que realmente se debe buscar en el acto ritual de sentarse a escuchar música, presente en cuerpo, alma y mente en completa interacción con el momento, la música y sonido de cada sesión entre el más íntimo YO y su reaccíon, personal, intransferible e indescriptible, en el interior de cada melómano real. Saludos y abrazos para todos. Gran Opinio Carolina. Un abrazo.

    • caro lina
      8 Agosto 2014 at 18:10
      Deja una respuesta

      muchas gracias por tu aporte! todos aprendimos algo más y muy buena tu acotación sobre la fuente análoga al momento de fabricar un vinilo. Saludos!

    Deja una respuesta

    *

    *

    Próximos Eventos

    201724jul21:00Animals as Leaders + OctopusCiclo Santiago Fusión21:00 Teatro Nescafé de las Artes

    201725jul21:00Animals as Leaders + OctopusCiclo Santiago Fusión21:00 Teatro Nescafé de las Artes

    20179ago21:00AnathemaThe Optimist South American Tour 201721:00 Teatro Cariola

    Ver más eventos
    X