CLSK Retrovisor: Charles Mingus – The Black Saint and The Sinner Lady (1963)

En nuestra segunda edición de CLSK Retrovisor nos adentraremos en un territorio en el cual rara vez cubrimos, y claro, el Jazz nunca ha sido nuestro norte a la...

En nuestra segunda edición de CLSK Retrovisor nos adentraremos en un territorio en el cual rara vez cubrimos, y claro, el Jazz nunca ha sido nuestro norte a la hora de informar, pero cuando se trata de bandas o individuos que desean experimentar con la música y que rompen los esquemas de un estilo definido hace años, es nuestro territorio y por lo tanto nuestro deber cubrirlos.

Debo confesar que la elección del álbum fue bastante complicada, en ese mismo año Bob Dylan lanzaba The Freewheelin’ Bob Dylan, pero pese a los clásicos que contiene ese álbum, me decidí por una joya muchas veces menospreciada dentro de los ámbitos de la música fusión, de esto se trata The Black Saint and The Sinner Lady.

En 1963 Charles Mingus concreta el álbum del que hoy hablaremos, una de las piezas clave de la conocida “tercera corriente”, estilo musical que combina el Jazz con la música clásica y que prevalece en esta producción, considerada junto a Epitaph como los principales trabajos de este contrabajista y compositor estadounidense que falleció víctima de Esclerosis Lateral Amiotrófica (misma enfermedad que posee Stephen Hawking) en 1979.

Charles Mingus

The Black Saint and The Sinner Lady es una pieza de Jazz escrita a la usanza de una composición neoclásica, dividida en 4 piezas incluyendo una suite de 18 minutos subdividida en 3 partes en donde la música llega a límites insospechados, es una estructura de Contrabajo y Batería en compañía de vientos que parecieran improvisados y que hacen de este álbum un viaje por rumbos desconocidos, ya que nunca se sabrá lo que vendrá en los próximos 15 segundos.

La primera pieza se trata de “Solo Dancer” (Stop! Look! and Listen, Sinner Jim Whitney!), muestra la tendencia de este álbum con una concreta base Jazz de Batería y Contrabajo en donde los vientos se muestran como protagonistas dentro de una pieza que cursa por un in crescendo de tempos y momentos de calma, el tema cierra con un hermoso dueto de bronces unos más propios del Jazz y otros propios de un acompañamiento clásico.

LEE TAMBIÉN  Lollapalooza Chile 2017: Los recomendados de CLSK para el Domingo 2 de Abril

Por su parte “Duet Solo Dancer” (Hearts’ Beat and Shades in Physical Embraces) comienza como un tema mucho más tranquilo en donde claramente se nota la improvisación de trompetas como un recurso formidable y protagónico dentro de la composición. En su fase final, el tema pasa por un momento de silencio que da a paso al clímax de este segundo movimiento, en donde los saxos en conjunto con el Contrabajo de Mingus y la batería se roban la película rompiendo el esquema del tema y posteriormente finalizando de manera sorpresiva.

“Group Dancers” ((Soul Fusion) Freewoman and Oh, This Freedom’s Slave Cries), comienza con una hermosa ejecución de piano para posteriormente dar paso a composiciones de flauta muy similares a lo que hace Anna Holmgren de Änglagård. El tema continúa con una breve interpretación de Guitarra Flamenca que prosigue con uno de los momentos más cuerdos de todo el álbum para así dejar el camino llano a otro in crescendo que finalmente llegar al final con pequeño solo de Saxo.

El tema final es una Suite de 18 minutos dividida en 3 partes: “Trio and Group Dancers” (Stop! Look! And Sing Songs of Revolutions!), “Single Solos and Group Dance” (Saint and Sinner Join in Merriment on Battle Front) y finalmente “Group and Solo Dance” (Of Love, Pain, and Passioned Revolt, then Farewell, My Beloved, ’til It’s Freedom Day). Después de una introducción aparece nuevamente la Guitarra Flamenca, con un acordes muy parecidos a los que haría Steve Howe en “Mood for a Day”. Posteriormente escucharíamos reminiscencias de lo que fue “Group Dancers”, dejando en claro las concepciones de música clásica y de una composición de 4 movimientos como lo es el álbum en si. Luego la pieza nos lleva a un dueto de Guitarra y Saxo, que se rompe con la inclusión de toda la banda, apareciendo incluso xilófonos en escena. El tema llega a reiterados in crescendo que mantienen la tensión hasta el final en donde nuevamente el Saxo da la guinda de la torta a esta pieza de colección.

Artwork de The Black Saint and The Sinner Lady

¿Por qué The Black Saint and The Sinner Lady?. La verdad es que hay razones bastante concretas, tenía entre mis manos el The Freewheelin’ Bob Dylan, álbumes de los Beach Boys e incluso el debut de The Kingsmen. Pero finalmente fue elegido Mingus por su creatividad, por no quedarse con algo plano sino de plasmar música de alta complejidad como lo es el Jazz y lo Clásico. Sabemos que no muchos escuchan estas tendencias musicales, pero cuando son puestas en la palestra con tanta magnificencia como en este álbum no te queda otra que aplaudir la virtud, el coraje, el atrevimiento y por supuesto lo más importante: la música.

Dos álbumes instrumentales dan el inicio a esta lista, ¿quién lo diría?, veamos lo que nos espera la próxima semana en que cubriremos el año 1964. Por su puesto la vitrina está abierta para que lea, escuche y debata. Hasta la próxima.

LEE TAMBIÉN  Coroner - 'Grin' (1993): Evolución y Trascendencia [CLSK Recomendación]

Ediciones Anteriores:

2 Comentarios en esta nota
  • Fabián
    6 Octubre 2012 at 00:17
    Deja una respuesta

    Excelente elección…sin duda una de las obras maestras del jazz.

  • caro lina
    10 Octubre 2012 at 01:25
    Deja una respuesta
  • Deja una respuesta

    *

    *

    Próximos Eventos

    201725jul21:00Animals as Leaders + OctopusCiclo Santiago Fusión21:00 Teatro Nescafé de las Artes

    20179ago21:00AnathemaThe Optimist South American Tour 201721:00 Teatro Cariola

    201724ago20:00Testament + NileBrotherhood of the Snake Latin American Tour 201720:00 Teatro Caupolicán

    Ver más eventos
    X