CLSK Opinión: El rock y el excesivo uso de etiquetas

Tenemos música docta, música folclórica, música electrónica, música rock, y dentro de cada una hay muchas variedades. En la llamada música docta tenemos gregoriana, renacentista, barroca, clásico-romántica, romántica y...
School-Of-Rock-school-of-rock-25392522-1024-768 Promo CLSK Review

Tenemos música docta, música folclórica, música electrónica, música rock, y dentro de cada una hay muchas variedades. En la llamada música docta tenemos gregoriana, renacentista, barroca, clásico-romántica, romántica y contemporánea. La música folclórica se distingue por los países de origen y dentro de cada país, según su zona. La electrónica, debe su nombre a sonidos sintéticos donde computadores y experimentos son los protagonistas. Hasta ahí vamos relativamente bien, no sin antes reconocer que nos paramos sobre un suelo muy movedizo que cada vez que se mira con profundidad se complejiza y puede generar eternas discusiones, pero al menos podemos estar de acuerdo en algunas cosas.

Cuando llegamos a lo que nos ocupa, el Rock, observamos que también posee una serie de divisiones y subdivisiones, algunas entendibles, otras tal vez antojadizas, unas claramente creadas por la necesidad del marketing y otras verdaderamente graciosas. Hagamos un ejercicio rápido, de lo que alguna vez hemos escuchado/leído en alguna parte: Rock a secas, Rock-pop, rock pesado, hard rock, rock progresivo, rock clásico, blues-rock, rock psicodélico, rock de vanguardia, rock in opposition, jazz rock, rock de raíz folclórica, rock alternativo, rock indie, post-rock; existió alguna vez el rock de Canterbury; punk rock, que tal vez no sea lo mismo que el rock punk… y se puede seguir prácticamente hasta el infinito.

Como vemos, algo hay aquí en este asunto del rock que termina transformándolo en una telaraña estilística de difícil asimilación, sobre todo cuando uno se empieza a interesar en artistas y quiere conocer a otros de características parecidas para satisfacer el gusto por la música o, mejor dicho, por el rock.

Más allá de ahondar en las características específicas de cada estilo de rock, vale la pena plantear el debate y examinar la real necesidad de tanta clasificación, ya que si el deseo es lograr mayor entendimiento, esa mirada cada vez más sutil, más microscópica en cuanto a los rasgos diferenciadores de cada tendencia, ya sean rasgos formales, sonoros, de construcción teórica, etcétera, muchas veces termina generando un panorama exquisitamente enredado y confuso que no necesariamente implica una mejora en la experiencia de escuchar y conocer música.

LEE TAMBIÉN  Al público poco le interesa [CLSK Opinión]

¿Cuándo es importante tener un rótulo determinado del trabajo rockero que se realiza? ¿Por qué a nadie, o a muy pocos, no les basta con autodenominar su actividad musical tan solo como rock? Mirando rápidamente podemos considerar que tal vez algunos músicos no quieren caer en algo simplista en lo que respecta a su creación, surgiendo así una curiosa necesidad de articular una fundamentación teórica que apoye su música desde una base aparentemente mas sólida, sin tener que depender solamente del “viaje” mental y sensorial que se produce al oírla, algo que ocurre al menos en los estilos mas “sesudos”, y se vuelve un deleite para los “conocedores”, quienes continuamente vociferan a los 4 vientos su manejo en el mundo de las etiquetas.

disco-castel-genealogy-of-pop-and-rock-music

También es justo mencionar el hecho de que en el rock, al igual que en las diferentes manifestaciones artísticas, el nacimiento de un determinado movimiento o forma, se debe muchas veces a la reacción a los estilos que le preceden y se torna aparentemente imprescindible darle un nombre para establecer desde ahí, desde el rótulo, la intención renovadora que se quiere lograr.

Y bueno, no podemos dejar de lado lo que tal vez sea el mayor generador de etiquetas en nuestro querido rock: el dios mercado, la industria. Sin su omnipresente y voraz colmillo tal vez habría menos nombres para etiquetar a las diversas creaciones. En muchos casos, “espontáneamente” los medios ponen sus ojos sobre tal banda o un grupo de éstas, se enfocan en su ciudad y en sus variables, a veces inventadas, dando como resultado una cobertura potente a música que (queremos pensar, queremos creer) nació con la cándida pasión de ser tan solo rock, pero se transporta al “oyente” a un mundo ficticio donde esos sonidos vienen de la mano con un peinado, una ropa, un color, un lenguaje y toda una actitud ante la gente, la sociedad y la vida misma.

LEE TAMBIÉN  Al público poco le interesa [CLSK Opinión]

Como ya lo habíamos dicho antes, lo que se pretende es abrir la discusión sobre la necesidad, o no, de etiquetar todo de manera tan exquisita o tan detallada. Al menos podríamos estar de acuerdo en que todos los estilos o escuelas siempre nacen desde lo que algunos quieren evitar, con un ímpetu quizá ingenuo pero auténtico, propio de un sentimiento adolescente que se va madurando a través del paso de los años, adquiriendo mayor firmeza y conciencia, algo que cada músico, cada creador, cada fanático tiene dentro, empujándolo hasta los límites para lograr la añorada realización. Pero sea como quieran llamarle, el resultado siempre será una forma de rebeldía, cerebral o alocada, siempre será un grito de descontento, un grito de pasión. Es decir, siempre será Rock.

¿Y tú? ¿Consideras que vale la pena catalogar todo o solo te basta con disfrutar la diversidad de la música? Como siempre, esperamos tus opiniones.

3 Comentarios en esta nota
  • Jorge m/
    7 Octubre 2014 at 10:14
    Deja una respuesta

    Hay clasificaciones necesarias y otras no tanto. Algunas sólo se utilizan más para fines estéticos y comerciales que musicales. Por ejemplo el Grunge, que sólo se uilizó para clasificar a un puñado de bandas que en un principio era de una misma ciudad, que musicalmente poco tenían que ver entre la una y la otra, y que sólo sirvió para vender camisas de franela

  • Ricardo Soto Cea
    7 Octubre 2014 at 16:14
    Deja una respuesta

    A mi me gusta que Meshuggah tenga su Technical Post Thrash/Djent/Math Metal como etiqueta.
    Cosa de gustos no más.

  • ¿Hasta dónde llega el rock? [CLSK Opinión] | ChileanSkies [Noticias de Rock, Música y Eventos]
    9 Noviembre 2015 at 09:17
    Deja una respuesta

    […] definen qué es y  lo que debe ser un estilo. Ya lo mencionamos antes en un artículo llamado “El Rock y el excesivo uso de etiquetas”, donde se usan clasificaciones extremas y divisiones tan irrisorias que nos dejan perplejos como […]

  • Deja una respuesta

    *

    *

    Próximos Eventos

    20174jun20:30Russell AllenRussell Allen en Chile 201720:30 Club Amanda

    20179jun21:00Steve VaiPassion and Warfare 25th Anniversary Tour21:00 Teatro Cariola

    201716jun21:00The Neal Morse BandThe Road Called Home Tour 201721:00 Teatro Teletón

    Ver más eventos
    X